5 Razones Porque Viajar Con Tus Hijos Es Importante

Siempre me preguntan mis amigos, porque viajar con niños pequeños? Van a recordar algo? Piensan equívocamente, que es desperdiciar tiempo y dinero en algo que no van a recordar. Yo irónicamente contesto, finalmente solo van a tener las fotos de recuerdo de cuando subieron la Pirámide de Teotihuacán o montaron en mula hacia la cima de Santorini. No recordaran los simpáticos pingüinos en Australia, ni las hermosas vistas y ruinas de Machu Picchu… pero no se trata precisamente de poder recordar. Lo importante es lo que los viajes aportaron, en vivencias y experiencias, a la formación de su vida!

Viajar con los pequeños es la mejor inversión en nuestros hijos, para crear inolvidables aprendizajes. Darles la oportunidad de conocer culturas distintas, civilizaciones antiguas, probar diferentes comidas y experimentar con sus propios ojos las maravillas del mundo, es invaluable. En un futuro, verán fotos de nuestras travesías y despertara en ellos el hambre de seguir aprendiendo, viajando y conociendo.

Obviamente, viajar no es fácil y mucho menos gratis. Hay que organizarse y prepararse bien económicamente para poder disfrutar a lo máximo. Pero reitero que es una inversión y parte de la mejor herencia: la educación. Aquí algunas razones por las cuales pienso, que viajar con los pequeños es importante:

La Memoria Inconsciente:

Los niños desde que nacen son esponjas que retienen grandes cantidades de información y de todo aprenden. Este instinto tan primordial les ayuda a absorber un gran repertorio de todo lo que les rodea a través de la vista, sonidos, colores y olores. Recuerdo, a mi hija de 6 añitos con sus ojitos iluminados al ver el esplendor de las cataratas de Iguazú y como le llamo la atención su belleza natural e impactante fuerza. En mi opinión, la edad ideal para viajar con los hijos o nietos es de sus 4 a 10 años de edad. Si no los acostumbras a viajar contigo desde lo más cercano a de los 4 años de edad y te esperas hasta los 10, para cuando sean adolescentes, ya no querrán viajar contigo.

Multi-Culturismo:

Los niños nos sorprenden en como asimilan y conectan las cosas que ven. Los diversos idiomas los motivan a querer aprender más de los lugares que visitan. Les causa curiosidad, que idioma se habla dónde y les encanta intentar repetir palabras simples como “gracias” y “por favor” en otro idioma. La conexión con diversas culturas los hace más toreables, flexibles y adaptables a diversas situaciones. Mi hija me preguntaba cómo es que la gente en España habla el mismo idioma que en México. Esta era una oportunidad de explicarle un poco de historia y mostrarle como todos en el mundo estamos conectados.

La Gente:

 Viajar enseña a los niños a ser más amigables y sociables. La diversidad de culturas y religiones ayuda a los niños a ser más tolerables al cambio y a cosas que todavía no entienden. Viajar nos ha permitido enseñarles que aunque seamos diferentes por fuera, todos somos iguales. También, podrán ver como otros niños de diferentes regiones viven y apreciaran lo que tienen en casa.

Imaginación y Aventura:

El gran don de ser niño es tener la imaginación libre. A los niños les estimula pensar que el viaje es una aventura y cuando este involucra pasear en un elefante o camello, es aún más esplendoroso y aventurero. Durante los viajes, ellos pueden crear mundos, usando la información de los lugares que están visitando. Mi hija a los 4 años le encantaba decirme que ella algún día seria princesa y caminaría por los jardines de Versalles con sus amigas.

Geografía:

Viajar con niños pequeños significa exponerlos y hacerlos interesados en geografía, mapas del mundo, historia, lenguajes, arte, métodos de transporte etc. Ellos comienzan a formar una mejor comprensión de su entorno y el conocimiento de que es un gran mundo por ahí. Están interesados en aprender capitales de los diferentes países que visitan, y poder buscarlo en un mapa. Sus habilidades para la vida se están desarrollando a una edad temprana y les da una ventaja para cuando les empiezan a enseñar en la escuela primaria de historia y geografía.

Cada recuerdo de mis viajes despierta otra vez esa hambre de seguir conociendo este mundo tan bello. Espero que ellas al igual, siguán con esa ímpetu de seguir conociendo nuevos lugares y así enseñen a sus hijos algún día. Lo más bello de estas aventuras, fue lo que hicimos juntas y esas memorias no tienen precio.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s